BIENVENIDOS

Deseo agradecerles la deferencia de acercarse a este espacio que constituye un avance profundo en el amplio campo de la Odontología Forense. En este sitio van a encontrar una modalidad de acción en cada caso que, puede rozar lo particular e inédito de los procedimientos para arribar a la conclusión de que la Odontología en general ha dejado de ser la hermana menor de la Medicina por haberse transformado en una ciencia autónoma por contar con procedimientos propios, fundamentación metodológica rigurosamente científica y de una indiscutible y trascendental proyección social, pasando a ser así definitivamente una rama de la Antropología como lo es la Medicina, entre otras. Y más precisamente en el campo de la Odontología Forense se abre un camino infinito, como una verdadera especialidad, dentro de la currícula del Odontólogo. Los invito amigos lectores a que transitemos juntos este maravilloso y próspero camino.



Prof. Dr. Héctor José Ceppi


RECOGNICIONES EUFORIZADAS QUE EMERGEN DE LOS 
ENGRAMAS DEL ALMA PARA MI QUERIDA ESPOSA MARTA

Fuiste ilusiones y esperanzas como vigilia celosa de mi vida, que Dios permitió conocernos en un viaje de ómnibus al centro de la Ciudad, vos sentada y yo tomado del pasa manos, como olvidarme, fueron solo las miradas de tus bellos ojos y rostro familiar, que hicieron desde ese momento, entrelazar los sentimientos de nuestras almas, sin cruzar palabras, como marcándonos el camino, para después reencontrarnos para siempre.


Pasaron los días y el inefable mandato del Supremo, nos hizo encontrarnos en una fiesta patria del barrio, los destellos de tu alma que emergían de tus bellos ojos, fueron los que me inspiraron para entrelazar algunas palabras, quedando desde ese momento sellado para siempre, hasta más allá en los infinitos cielos, nuestros sentimientos de amor, donde el tiempo es siempre, no existen las distancias, ni los seres vivientes, en las escalas diferentes de este mundo terrenal, como trofeos de los habientes, por el haber cumplido el mandato superior y de premio lograr lo nunca imaginado de la bella majestuosa y omnipotente.



Si así no lo fuese, sin ser agnóstico, lo hecho, hecho esta y la felicidad en este mundo fue cumplida, porque las fuerzas de la Fe y esperanza de nuestras almas, me dan la certeza que la conquista de nuestra unión fueron pruebas encomendadas por Dios para proyectarnos al más allá de los inconmensurables cielos.



Si después de haber cumplido, nuestras almas no se encuentran con los demás seres queridos para deambular eternamente por los infinitos cielos, lo cierto es que los he querido a todos y mis cenizas servirán para el recuerdo de los terrestres y así seguiré abonando a los demás, fértilmente con fe, esperanza y amor.

                                   GRACIAS MI QUERIDA ESPOSA MARTA.