BIENVENIDOS

Deseo agradecerles la deferencia de acercarse a este espacio que constituye un avance profundo en el amplio campo de la Odontología Forense. En este sitio van a encontrar una modalidad de acción en cada caso que, puede rozar lo particular e inédito de los procedimientos para arribar a la conclusión de que la Odontología en general ha dejado de ser la hermana menor de la Medicina por haberse transformado en una ciencia autónoma por contar con procedimientos propios, fundamentación metodológica rigurosamente científica y de una indiscutible y trascendental proyección social, pasando a ser así definitivamente una rama de la Antropología como lo es la Medicina, entre otras. Y más precisamente en el campo de la Odontología Forense se abre un camino infinito, como una verdadera especialidad, dentro de la currícula del Odontólogo. Los invito amigos lectores a que transitemos juntos este maravilloso y próspero camino.



Prof. Dr. Héctor José Ceppi

ODONTOLOGÍA DE TODOS Y PARA TODOS

.
Preludio de un Sistema de Salud AutogestionadoLa sociedad requiere un cambio del Sistema Asistencial Odontológico.
Antes de explayarme sobre las sugerencias de un Sistema de Salud Autogestionado de atención odontológica, manejado a través de un Consejo de Administración que se proyecte de manera tal que sea de todos y para todos, me viene al recuerdo las palabras de Goethe cuando nos decía “no debe haber ningún pasado hacia el cual dirigir una mirada lánguida, sólo debe haber una eterna novedad que se va formando con los aportes del pasado, los cuales en sus funciones creadoras han de producir en cada instante un algo cada vez mejor”.

En realidad, por nuestros conocimientos y experiencias en estos quehaceres nos obligan sugerir un sistema de atención democráticamente concebido que emerge como una necesidad imperiosa debido al injusto y descontrolado sistema que atravesamos, que responde solo al consumismo, al afán de lucro y no de un quehacer como un medio de vida, enmarcado en principios, ideales, valores y solidaridad que respondan al juramento hipocrático, todo lo contrario a lo que sucede hoy con la falta de reglamentación por el Estado y descontrolado abuso de los prestadores actuales a través de Gerenciadoras, Gremios, Sindicatos, Instituciones Profesionales, privadas, etc. que nos llevaron hoy a contar con 500.000 indigentes según el Ministro de Salud de nuestra provincia, que eme exigen traer a sus conocimientos un ejemplo: La Mutual de DASPU, Universidad Nacional de Córdoba insume sólo en gastos de salarios 1.000.000 $ y si le agregamos los otros gastos fijos como luz, agua, gas, teléfono, lugar edilicio, custodia por Policía Federal, etc. yo creo que de los aportes obligatorios y los adheridos voluntariamente no llega a los aportantes ni un 40 % de esos dineros, y si le sumamos las tercerizaciones como por ejemplo Federación Odontológica de Córdoba que también tienen sus gastos fijos, lugar edilicio, sueldos, facturaciones innecesarias existiendo la informática, más los sueldos de los empleados que también contribuyen como verdaderos coladores de los aportes de los afiliados.

Si a todos estos gastos innecesarios según nuestro criterio, le sumamos la prescripción en Odontología de recetas magistrales que abaratan sustancialmente el costo de los medicamentos, cada vez más nos acercaríamos a las necesidades de la población. Es así como vamos dejando muy pocos recursos para las prestaciones en sí cubriendo cuando más algunas prestaciones y rompiéndose con postulados concertados universalmente como lo es paciente-profesional y viceversa, y dejando sin cobertura a los indigentes que me traen al recuerdo las frases de Mahomides que ya hace varios siglos nos decía “sostén la fuerza de mi corazón a los fines de que estés dispuesto siempre para servir al pobre, al rico, al amigo, al enemigo, al bueno, al malo y también al malvado. Haz en el que sufre que yo no vea nada más que a un ser humano”.

Las prestaciones odontológicas distan de ser hoy las más adecuadas para los requerimientos de nuestra sociedad, debido a defectos estructurales de la sociedad, pero eso sí, la más cara, sólo al alcance de algunos como si fuera la salud una simple mercancía. Es así como emerge la necesidad de prestaciones odontológicas mínimas e indispensables para toda la población, respondiendo a postulados universalmente concertados en la libre elección y con coberturas para toda la población por igual, con materiales corrientes y otras prestaciones especiales para etapas más evolucionadas del sistema como ser cromocobalto, oro, etc.

La revolución industrial hizo cambiar totalmente el equilibrio ecológico de la población en lo que respecta a salud, especialmente con la aparición del sistema intermedio de mutuales y obras sociales y sus leyes respectivas 18.610 y 18.710 que hicieron emerger las corporaciones monopólicas con la nueva forma de atención a través del prepago, pasando todo a manos de terceros, llegando al colmo que algunos prestadores de servicios odontológicos se transformaron en mutilantes porque sólo cubren consultas y extracciones, más algunas curaciones, y nada de Odontología restitutiva como ser las prótesis, ni siquiera las de acrílico con los servicios eficientes que éstas prestan; y la profesión así se fue alejando cada vez más de la sociedad que en definitiva fue la que tributó para que los profesionales obtengan su título como tales. Es así como emerge la imperiosa necesidad de que a esta altura de la evolución social de una incipiente democracia, que responda a un sistema de atención de otra realidad social actual.

Para lograr los objetivos que planteamos nos hace falta contar con odontólogos formados como en otras épocas, es decir, que respondan por sus conocimientos a las necesidades de toda la población con una formación universalista y no unilateralizada, y así lograr solucionar los problemas de los pacientes sin tener que deambular por protesistas dentales dejando los pacientes sin prótesis por uno o dos días por no saber agregar un diente, un gancho, hacer una compostura que en pocos minutos se pueden solucionar.

La Odontología no puede seguir siendo dependiente de un sistema monopólico, sino como una verdadera profesión liberal y retribuyendo a los odontólogos por el sistema de estructura de costos. Yo me pregunto, ¿dónde quedó la libre elección paciente-profesional y viceversa, algunos prestadores en la actualidad cuentan con sólo uno o dos odontólogos?.

El sistema propuesto de cualquier modo permite a los profesionales que no quieran pertenecer al Sistema Autogestionado la posibilidad de ejercer libremente su profesión, cubriendo prestaciones en una primera etapa del Sistema Autogestionado hasta nivelar el sistema de prestaciones.

Es así como nace la necesidad de unificación de la Ficha Dentaria para el práctico general, como la propuesta en este blog, No debemos olvidar que el odontólogo que requiere nuestra sociedad debe ser: Un científico en sus diagnósticos, con profundos conocimientos de Anatomía, Fisiología, Semiología, Patología, etc., debe ser un Artista en sus ejecuciones con un alto concepto de la estética y la belleza, un Humanista en sus actuaciones y fundamentalmente, un conocedor profundo de las necesidades colectivas.

Así es como el odontólogo se transformará en el verdadero profesional integrado en su medio, vehículo y receptor de sus inquietudes y respondiendo a las necesidades de su población, adquiriendo así un alto concepto en el medio donde desarrolla sus actividades.

La sugerencias vertidas para lograr un Sistema Autogestionado de salud manejado por sus auténticos dueños a través de un Consejo de Administración, nos permitirán sin ninguna duda cuidar los dineros destinados para la salud bucal y por otro lado, tener las posibilidades de ir agregando paulatinamente prestaciones no cubiertas en una primera etapa, apuntalando al sistema de la verdadera democracia,
todo esto que no nos será fácil, por los que hoy se nutren con los dineros de la salud de la población.


El Sanitarismo Odontológico debe ser una ciencia tributaria de la Odontología Forense y rama de la Odontología
Partiendo de lo afirmado por un famoso filósofo de la antigüedad, Aristóteles, diremos que para tener una mayor y mejor intuición de la realidad tenemos que mirar las cosas a través de su evolución y a partir de su primer origen; y es justamente por ello, que nosotros no debemos olvidar, que la sociedad siempre ha pagado tributo a la civilización de una forma u otra, hasta con actos de angustia, desesperación y hechos de crueldad extremas como es la muerte.

Después de una larga trayectoria de mi profesión de odontólogo, y haciendo una profunda reflexión histórica y social de cómo los hombres fueron creando estructuras políticas, teológicas y sociales de acuerdo a sus conveniencias y las de grupos, a expensas de cualquier costo social, cuando no transgrediendo estructuras normativas de las ya creadas hasta modificar los motivos que nos llevaron a su creación.

Así fue como nuestro país después de una época nefasta del oscurantismo, generadas por los gobernantes de turno, llegamos a otros estamentos que nos conducían a la verdadera democracia, que quizás no supieron interpretar y mucho menos hacerla madurar, pensando que todo accionar social requiere de su evolución racional para su verdadera maduración. Después de 25 años para su correcto accionar y permanencia, se tomaron caminos equivocados y es justamente en este aspecto el que me permite hacer una comparación del Sistema de Atención Odontológica permitiéndome explayarme para decir, que desde los albores de la humanidad, los pueblos estuvieron siempre sometidos a personas y estructuras sociales de toda naturaleza y finalidades. Si partimos de los años anteriores a los Asirios y Caldeos, hasta después de la aparición del Cristianismo, diremos que existían en aquellos entonces tres estamentos sociales: Los reinados y autoridades superiores, los conquistadores. Corsarios o guerrilleros; y tercero, los colonizadores que eran familias que se radicaban en las tierras conquistadas, a expensas del avasallamiento de los habitantes a costa de sus muertes y sustracción de todos sus bienes, que hoy exhiben algunos países ostentosamente para el lucro con el turismo.

Haciendo una comparación tal vez no muy bien escogida, pero que a esta altura de la civilización de la humanidad, no se aparta de la realidad, con el sistema de atención odontológica.

Para no hacer fronterismo con otras ciencias de la salud humana, ni olvidar que el país transita por tres subsectores de salud, el Privado, el Intermedio o de Obras Sociales y el Público, a través de los hospitales, dispensarios, etc., divorciados unos de otros, sin coordinación, con algunas coberturas. Por la existencia de leyes laborales que son de aplicación obligatorias que determinan que el trabajador en relación de dependencia debe abonar un porcentual de su sueldo para salud, al igual que sus empleadores otro porcentual mayor, así es como emergieron ocasionistas de toda naturaleza, como intermediarios para cumplir de alguna manera con algo que por desgracia ninguna de estas organizaciones cubren con las verdaderas necesidades de la población y la mayoría de ellas violando postu7lados concertados universalmente como lo es la libre elección paciente-profesional y viceversa, y esto se debe a que nunca nuestros legisladores reglamentaron racionalmente el sistema de atención médica en general, todos estos intermediarios cubren lo que les parece, de acuerdo a sus conveniencias pecuniarias, y la mayoría no dando una cobertura digna y total, pasando a ser en algunos casos prestaciones de servicios odontológicos mutilantes, porque solo cubren algunas prestaciones como extracciones y amalgamas, y para colmo, con dos o tres profesionales para la atención de numerosos afiliados, desvirtuándose lo que se considera que es la verdadera Odontología, aquella preventiva, curativa y restitutiva.

Al referirnos a las organizaciones actuales, llámense gerenciadoras, gremios, sindicatos, instituciones profesionales, clínicas, sanatorios, hospitales, etc. que hacen de verdaderos “coladores” de los dineros que aportan sus afiliados, que se pierden en sueldos de empleados, lugares de atención en suntuosos edificios, etc. Así es como nace la comparación, antes fueron los conquistadores a cualquier costo hasta la muerte, que era común, hoy a través de la evolución de los siglos, no lo hacemos tan drásticamente pero la angustia, desesperación, la reclusión social y la desigualdad y por qué no llegar hasta la muerte, se siguen repitiendo en nuestro país, no en otros como Bélgica, Holanda, Cuba, por decir, donde las coberturas en salud es Toto-total para todos sus habitantes, lo que me hace deducir, que así como la droga nos conduce indefectiblemente a la delincuencia y destrucción de la sociedad, los intermediarios en salud llevan a la exclusión social de la población.

Lo se positivamente que hacer comparaciones suele ser fastidioso, pero, separando las distancias no olvidemos los desplazamientos de la población por los conquistadores en el caso de los árabes y judíos cuando emergió el cristianismo, apoderándose de todos sus bienes, como las mezquitas, su cultura y educación, a costa de la muerte misma, llegando así al Renacimiento donde aparecieron Miguel Ángel, los escultores, etc., las artes y las ciencias tomaron impulsos que hoy nos sorprenden maravillas que se ostentan culturalmente, catedrales, iglesias, mansiones de los reyes, etc. No olvidemos que las reinas antes del descubrimiento de América en 1492, sus coronas eran de metal blanco, hoy son de oro macizo, con diamantes de los más maravillosos del mundo, hasta se llegaron a hacer puentes de oro, como el Puente de los Suspiros sobre el Río Sena.

Es evidente que aquellos métodos y procedimientos de apoderarse de lo ajeno, fue atenuándose hasta cierto punto a través de los siglos, pero se sigue practicando, caso Israel Jordania, las Malvinas, Gibraltar, etc. por una causa u otra. Parecería que la herencia genética es tan irrenunciable aunque no sean con métodos tan crueles en nuestro país, pero no dejan de ser drásticas y a costa de exclusión y sufrimiento.

Estamos transitando un sistema político y social que emergió como democrático, pero su maduración no se cumplió, las ambiciones de personas o instituciones fueron las encargadas de desvirtuarlas, y así es como vemos listas sábanas, mayoría absolutas, atribuciones especiales a políticos para el manejo del pueblo, el afán del divisionismo y confrontación entre los habitantes, el equivocado concepto del enemigo por pensar distinto, etc. Y así es como emergieron las corporaciones monopólicas, haciendo su propio juego, llegando a ser en algunos casos mas fuertes que el propio gobierno, porque ellos pueden paralizar el país según sus ambiciones.

A propósito de lo expuesto y haciendo un estudio genealógico de mi familia, quise saber a qué se debía mi espíritu de luchador, que es similar en toda mi familia, como mi extinta hija Gabriela que prefirió morir antes de vivir vejada. Como impulsor y no como pateador, que las horas de los días se nos hacen cortas para trabajar y luchar dignamente en este devenir, siempre aferrado en principios, ideales y valores inquebrantables que genéticamente fueron cambiando a través de los siglos, nos encontramos así que el apellido Ceppi tiene su origen en aquellos luchadores de los años anteriores a Cristo, eran jefes de ejército de ocupaciones de tierras, carabineros famosos de familias enteras que pechaban empujando de una forma u otra a la muerte que se ganaron en reproches de los cuales en Italia le pusieron a una calle, como Ceppi; motivos estos que nos llevan a deducir que aquellos genes se fueron transformando, modificando y evolucionando con los siglos, y al llegar a estas épocas donde nuestro accionar sin perder el espíritu de lucha y trabajo, hoy lo hacemos con el propósito de lograr una convivencia mas justa, mas solidaria, mas igualitaria y siempre buscando que aquella democracia soñada por la evolución social en busca del bienestar común, con un profundo e inquebrantable convencimiento de un accionar participativo e igualitario, en todos los quehaceres sociales, la Odontología y sus ciencias concomitantes, no pudieron substraerse, creándose numerosos instituciones científicas que para mal de la propia democracia la mayoría de ellas transgredieron los motivos por las cuales las creamos. Es decir, de instituciones para defensa de los odontólogos se transformaron en entes patronales de los mismos, por haber concretado contratos con mutuales y obras sociales, es decir se convirtieron en patrones de los odontólogos, ejemplo, Federación Odontológica de la Provincia de Córdoba, que hoy observo con tristeza porque toda corporación monopólica atenta contra la verdadera democracia. Y así es como vemos que los dineros dispuestos para la atención de las necesidades de salud odontológica se pierden en manos de intermediarios, llámense éstos gerenciadoras, sindicatos, instituciones privadas, instituciones profesionales, el Estado mismo, que llevan el Sistema de Prepago.

Son por estos motivos que aquellos genes, hoy evolucionados, transformados, modificados en pos del bien común, son los que me impulsan pata luchar hasta lograr si fuera posible la instauración de un Sistema Odontológico de Atención Autogestionado a través de un Consejo de Administración constituido democráticamente en forma participativa e igualitaria, con representantes de los que conforman el estamento de salud, afiliados, representantes del pueblo que aportan con sus impuestos dineros para la salud, los profesionales de la salud, representantes del gobierno a través de su ministerio, por ser un derecho constitucional, substrayéndoles los dineros que hoy maneja el Sistema Odontológico porque existen prestadores que son verdaderos entes mutilantes, porque sólo cubren extracciones y algunas mutaciones, y los dineros se pierden como el que observamos en el gráfico, en el infinito, observemos el camino sinuoso que emergen de los luchadores de antaño; en vez del camino recto que va desde los que abonan al Consejo de Administración conducido por la paloma mensajera de la paz que es sinónimo de verdad, justicia y felicidad, donde las prestaciones pueden llegar a ser Toto-totales, incorporando a los indigentes, inclusive (Ver gráfico).

El sendero o camino recto tiene que conducir los dineros que se aportan, tanto de los de relación de dependencia como los adherentes o voluntarios, enmarcados en parámetros universalmente concertados, de la libre elección paciente-profesional y viceversa, con retribuciones al odontólogo por el sistema de estructura de costos.

Como vemos por un motivo u otro, la formación de los pueblos y sus sistemas políticos nos fueron conduciendo a un oscurantismo que inublinaron las mentes de los pobladores, y cuando reaccionemos, recién descubriremos como el gráfico, la verdad de nuestra existencia en este mundo y recién podremos observar las maravillas, y bello e imaginado de lo que Dios nos brindó y dejó en nuestras manos, y saber, que a todo lo podremos lograr con honestidad, principios, valores e ideales sólidos que nos conducirán como la paloma mensajera a la felicidad que es sinónimo de bienestar.

Yo me pregunto, ¿con qué razón a los dineros para la salud los manejan ajenos, dejando a los indigentes fuera de toda posibilidad de atenciones dignas?, porque en la actualidad los hospitales, dispensarios, etc. están colmados de mutual izados debido a sus falencias y falta de coberturas, a pesar de existir una ley que transformó a los hospitales públicos en efectores del sistema intermedio de salud de mutuales y obras sociales.

Hemos elegido esta maravillosa profesión de odontólogos por vocación, le agreguemos la voluntad considerándola a la misma como un medio de vida enmarcado en principios hipocráticos como lo hicimos en el momento del juramento al recibir nuestro diploma profesional; y no lo contrario que sucede hoy que se los forma a los noveles profesionales donde el consumismo ha terminado con la racionalidad haciéndole creer a sus egresados que la profesión la escogimos por ser un medio de lucro y si le sumamos lo mal formados en lo científico, humano, técnico y mucho menos en lo social, con materia por cuatrimestres, estudiadas a través de apuntes, vaya un solo ejemplo, Anatomía sólo cabeza y cuello, como si el ser humano no fuera un ente integral que alterado un órgano se alteran los demás, a más de estar formado por cuerpo y alma. Es por ello que me tomo el atrevimiento de definir al odontólogo diciendo “que debe ser un científico en sus diagnósticos, es decir un conocedor profundo de la Anatomía, Fisiología, Semiología, Patología y Psicología, tiene que ser un técnico en sus realizaciones, un humanista en sus actuaciones y fundamentalmente, un conocedor profundo de las necesidades colectivas”.

Egresan de la Facultad en la actualidad con la necesidad imperiosa para poder ejercer dignamente tener que hacer cursos de posgrado, que tampoco son de perfeccionamiento como antes, sino de conocimientos. Parecería que la humanidad tiene que pagarle tributo a la civilización. El odontólogo con el diploma bajo su brazo, con la mentalidad de que la profesión es un medio de lucro, y que en vez de tener una profesión integral en su formación tiene que hacer cursos para poder ejercer, teniendo que abonar los mismos que dictan las instituciones de carácter científico como el Círculo Odontológico de Córdoba, que hoy también aprovechan la oportunidad para llevar el Sistema de Prepago de mutuales y obras sociales, motivos por los cuales nos llevan a callar sobre la formación del profesional que me referí.

Hoy se cambia el número de alumnos por conocimientos, transgrediendo los principios y preceptos de la propia democracia, y a espaldas del odontólogo que necesita nuestra sociedad, quien es la que le brinda los elementos para su formación profesional.

Las luchas no sólo se logran con la muerte como antes, sino con la fuerza de la razón, aumentando el número de Facultades, tanto como las que necesita nuestro país, formando sus egresados dignamente para servir al pueblo.

En estas fundamentaciones estriba el empecinamiento de sugerirles la creación del Consejo de Administración Autogestionado, haciendo desaparecer toda intermediación que son los que se quedan con los dineros dispuestos para la salud, ya lo he dicho las luchas no solo se ganan con la muerte sino con la fuerza de la razón, que nos brinda el espíritu creador del hombre y los dones maravillosos de sus almas.

Tenemos que seguir por el camino escogido, el recto, con la misma fuerza, objetivo, fe, esperanzas, así como se logró después del oscurantismo el movimiento hacia la democracia que nos hizo salir de las épocas trágicas, y exigirle a los gobernantes combatir aquellas corporaciones de grupos o personas que desvirtúan lo que debe interpretarse como una auténtica democracia, y todos aquellos que cambien por conveniencia de todo orden sus estructuras por las cuales fueron creadas reciban el castigo que todo acto antidemocrático afecten como el desvirtuar a gusto y antojo por un liberalismo descontrolado a expensas de una sociedad organizada, en contra de los principios solidarios, participativos, igualitarios, al demoníaco sentido del autoritarismo, la mentira, el clientelismo que deberían ser sometidos a juicio y castigo.

No dejemos en manos de terceros los que debemos manejar en forma y manera democrática, en lo que concierne y forman el estamento de la salud.

Parafraseando a Jesucristo y observando el gráfico, diremos “el camino recto nos lleva a la verdad y a la vida”.


Características y ventajas del Sistema de Salud Autogestionado
Alternativas posibles, entre otras

1) Ficha única para el práctico general que responda a principios científicos, jurídicos y económicos (Ver “Ficha Odontológica”).

2) Libre elección paciente-profesional y viceversa.

3) El odontólogo puede acceder o no al sistema voluntariamente.

4) Los afiliados serán los directos por leyes laborales, los adherentes voluntarios más los indigentes.

5) Desaparición de los consultorios odontológicos de los dispensarios, hospitales y otros nosocomios provinciales y municipales.

6) Los pacientes residentes en otras provincias entrarán en contratos interprovinciales.

7) Desaparecerían los contratos con terceros, llámense gerenciadoras, gremios, sindicatos, instituciones privadas, etc.

8) No existirían períodos de carencia, y los co-seguros en una primera etapa serán accesibles y en cuotas que se descontarán por facturaciones de los sueldos y los indigentes con un aporte de estímulo.

9) Las prestaciones odontológicas serán las básicas, extracciones, curaciones, consultas, prótesis de acrílico, prótesis fijas, cirugías mayor, etc.

10) Las ortodoncias como acto preventivo y curativo se cubrirán hasta un 75 %, el resto se lo financiará a los pacientes en cuotas y sólo hasta los 20 años de edad.

11) La solidaridad del sistema debe ser global y no grupal.

12) La afiliación a los sindicatos, mutuales, gerenciadoras, etc. serán voluntarias por el paciente pero a las cuotas de sus sueldos, las manejará el Sistema Unificado propuesto.

13) Los empleados del Sistema pertecerán al gremio de los empleados públicos provinciales.

14) Las únicas especialidades en Odontología deberán ser Ortodoncia, cirugía mayor, Odontopediatría, Odontología Forense y Sanitarismo.

15) Las auditorias serán previas, directas e indirectas, tanto en adultos como en niños.

16) Los indigentes serán absorbidos por el sistema y sus prótesis serán previas a los visitadores sociales o certificados como tales, y las falsificaciones serán penadas por el código penal en sus previsiones vigentes.

17) Las autorizaciones se realizarán por red informática y siempre posteriores al fichado del paciente.

18) Las facturaciones se harán posteriores a la autorización del trabajo y su retribución se hará a los 45 días como máximo de solicitada y depositada en los bancos que elijan los profesionales.

19) Los rechazos de los trabajos serán por computación y directamente en la institución.

20) Las penalidades serán graduales, hasta la desafiliación como prestador del sistema y su derivación al Colegio de Odontólogos y de ahí a la justicia común.

21) La retribución de los odontólogos ser harán por actos profesionales establecidos por estructura de costos.

22) Los dineros dispuestos para la atención odontológica en los dispensarios y otros hospitales de la provincia irán al sistema unificado.

23) Los odontólogos empleados en dispensarios y hospitales, pasarán al sistema si así lo desean, y si no ejercerán libremente su profesión.

24) Los auditores tendrán incompatibilidad en sus funciones para el ejercicio de la profesión.

25) El monto de los dineros para prestaciones odontológicas serán substraídos de terceros que manejan hoy el sistema.

26) Los dineros dispuestos por leyes laborales para salud odontológica y los voluntarios irán al sistema unificado igual que las partidas para los hospitales y dispensarios como así también los contratos internacionales.

.
27) Las Facultades y el Sistema deberán asesorar para que los odontólogos aprendan a prescribir recetas magistrales. "Las Facultades de Odontología que no enseñen a prescribir recetas magistrales, entregan su poder académico a las corporaciones monopólicas".
.
Recetas Magistrales


.






Debido a que son casi un centenar de recetas magistrales, recomendamos a los interesados en adquirir el libro del Dr. Ceppi "Guía Práctica sobre Recetas Magistrales para Odontología", dirgirse vía email a BSG Basago Libros, basagoproducciones@admail.com.ar

No hay comentarios: