BIENVENIDOS

Deseo agradecerles la deferencia de acercarse a este espacio que constituye un avance profundo en el amplio campo de la Odontología Forense. En este sitio van a encontrar una modalidad de acción en cada caso que, puede rozar lo particular e inédito de los procedimientos para arribar a la conclusión de que la Odontología en general ha dejado de ser la hermana menor de la Medicina por haberse transformado en una ciencia autónoma por contar con procedimientos propios, fundamentación metodológica rigurosamente científica y de una indiscutible y trascendental proyección social, pasando a ser así definitivamente una rama de la Antropología como lo es la Medicina, entre otras. Y más precisamente en el campo de la Odontología Forense se abre un camino infinito, como una verdadera especialidad, dentro de la currícula del Odontólogo. Los invito amigos lectores a que transitemos juntos este maravilloso y próspero camino.



Prof. Dr. Héctor José Ceppi

ODONTOLOGÍA ANIMAL Y SU ÁREA JURÍDICO-SOCIAL


LA ODONTOLOGÍA ANIMAL Y SUS ASPECTOS
 JURÍDICOS, HUMANOS Y SOCIALES



Los denominados deportes utilizando animales requieren límites racionales, es por eso que antes de comenzar a considerar el tema que hoy nos ocupa se nos hace imprescindible dejar perfectamente aclarado que las peleas de perros, las de gallos de riñas y las corridas de toros, como otras similares en la actualidad, nunca pueden ser consideradas como un deporte, sino que son verdaderos actos de crueldad vergonzantes a la dignidad humana; quizás para satisfacer instintos de perversidad o desvíos mentales patológicos.

Estos casos específicos tienen una particularidad que no existen en otros, casi similares utilizando animales, que los podríamos caratular como deportes siempre y cuando cuenten con parámetros lógicos o normas racionales para no caer en lo que podríamos denominar fronterismo, como sucede con las mencionadas prácticas por ejemplo de corridas de toros, si éstas estuvieran enmarcadas en un tiempo determinado, sin lastimarlos o torturarlos como en la actualidad hasta llegar a la muerte, después de dejarlo extenuado sin fuerzas e indefensos.

Tampoco nos vamos a ocupar por ahora, de las carreras de perros galgos, tanto de sus entrenamientos como de las carreras en sí, kilometrajes, distancias, etc. que deberían ser reguladas jurídicamente y no hacerlos correr más allá de las capacidades físicas prudenciales una vez que cubrieron ciertas distancias, estudiadas seriamente, lo suficiente para no caer en fronterismo, hasta la crueldad que configuran jurídicamente una explotación animal, como lo es en otros estamentos, deportes o diversiones, utilizando animales sin estudiar perfectamente la vida útil de los mismos como premisa fundamental.

Pero hoy, al transitar el Bicentenario de nuestra patria, quisiera explayarme en uno de los deportes que fuera parte de mis pasiones en mi niñez y juventud, hoy de mayor difusión pública a través de una emisora radial local sobre las palomas mensajeras y sus aficionados, los colombófilos.

Es necesario hacer conocer que mi padre, Félix Roque José Ceppi fue entre otros colombófilos de Córdoba el creador de la primera Sociedad Colombófila, cuya sede social se encontraba en la calle Colón frente a la Clínica Chutro; y yo desde niño, aficionado a la crianza, carreras y exposiciones de palomas mensajeras, lo que me permite explayarme sin temor a equivocarme puntualizando que en aquellos tiempos, aproximadamente siete décadas atrás, este deporte que más que deporte era un ejemplo de amor, fidelidad, orientación, vulnerabilidad, belleza y porqué no guía, todas virtudes que nos transmitían calladamente las palomas mensajeras, que les fueron dadas para que los que creemos ser seres superiores las tratemos de imitar en algunas de estas virtudes.

Este deporte hoy se encuentra necesitado como otros similares de normas racionales para llevar a cabo sus prácticas de entrenamiento o preparación y en especial las carreras, que a pesar de los 200 años de independencia de nuestra patria, me da la certeza que todavía no hemos podido o aprendido a aplicar normas racionales a estos deportes, y en especial, en numerosos otros estamentos sociales. El caso que nos ocupa, las carreras de palomas mensajeras, con normas que reglamenten este deporte jurídicamente, como nos dicta nuestra Constitución Nacional a través de las Cámaras de Diputados y Senadores, y sus leyes internacionales concomitantes, porque la llamada Ley Sarmiento dio sus primeros pasos en estos aspectos, pero tendríamos que adecuarla a la realidad actual para evitar que los seres humanos caigamos en lo que yo llamo fronterismo, es decir, pasar a una verdadera crueldad y en especial, cuando se esgrimen o hacen intervenir animalitos que no pueden defenderse y sólo sirven en algunas mentes para saciar la vanagloria de los humanos que se agrava cuando comienzan las apuestas por dinero, que llegan hasta drogar a las mismas con el fin de mayor rendimiento, sin medir las consecuencias que provocan a las mismas. Es por ello que puedo hablar con profundos conocimientos y experiencia, sugiriendo que las carreras de palomas mensajeras no deberían pasar más allá de los 400 kms. y después dedicarse a las exposiciones de las mismas, yo estoy convencido que casi 6 horas de espera de los 400 kms son suficientes para despertar las inquietudes enmarcadas en un verdadero deporte.

Para reafirmar lo expuesto basta un solo ejemplo, en aquel entonces las encanastábamos los viernes a la noche, para llevarlas a la sociedad colombófila donde se le colocaba el anillo de goma en una patita, para cuando llegaban de viaje poner el anillo en una cajuelita de metal, colocarlo en un dispositivo del reloj y accionar una palanca que marcaba la hora, minutos, segundos de su arribo; reloj que era sellado y lacrado para evitar adulteraciones. Luego, por lo general, el día lunes a la noche se llevaba los relojes a la sociedad colombófila para establecer las llegadas de las palomas de los otros colombófilos y así establecer quien ganó la carrera.



Cabe hacer destacar que los viernes por la noche desde la sociedad colombófila las llevábamos a la estación de trenes encanastadas en grupos de 30 palomas, viajaban todo el sábado día y noche, recién el domingo por la mañana si el tiempo lo permitía se hacían las sueltas. Era muy difícil que comieran y tomaran agua encanastadas, y después tenían que recorrer 900 ó 1000 kms. y si les tocaban días de tormentas, lluvias, vientos, piedras, hacían muchos kilómetros más buscando las sierras para refugiarse. No olvidemos que las palomas mensajeras cuando viajan no paran para comer ni beber, porque una vez que encontraron sus ondas hertzianas que les marcan la orientación y guía, todos estos eran motivos que el deporte se convirtiera en una verdadera crueldad.

Sólo quiero comentarles sobre una carrera de Rosario de la Frontera, ciudad de Salta, donde una de las 10 palomas que nosotros habíamos enviado llegó el día lunes por la tarde, no olvidemos que la habíamos encanastado el sábado hasta el lunes, pero no llegó en su palomar sino que cayó muerta en la casa del vecino, la trajo éste, le sacamos el anillo de goma y salimos segundos en esa carrera. Si lo narrado no es un fronterismo que configura un acto de crueldad, basándonos en los dones especiales de estos maravillosos animalitos, es porque nos está haciendo falta una verdadera reglamentación en el tiempo de variado para su preparación y en los kilometrajes de carrera a recorrer.

Es así como le dije a mi padre que yo no encontraba ninguna diferencia entre las peleas de perros, gallos de riña, corridas de toro, carreras de perras galgos que en muchos casos después de extenuar a los animalitos, terminaban muriendo, con esta crueldad de las palomas que acabo de narrar, y todo por falta de normas racionales. A esto se le sumó que yo había comenzado los estudios universitarios y para evitar la distracción en los mismos, procuraba alejarme de las obligaciones del cuidado y limpieza, y en especial, cuando él observó en el momento del encanastamiento que otros colombófilos jugaban o corrían carreras por dinero, disgusto que como presidente de la sociedad colombófila y máxime en aquellos tiempos donde los valores, ideales y principios eran distintos a los actuales, fue la gota que llenó el vaso y desde entonces, decidimos dedicarnos a la exposición de palomas, que la realizábamos en el pabellón de las industrias que existía en el Parque Sarmiento, era una vieja casona de madera, con un gran salón que una vez se incendió. Desde entonces, nuestro fuerte eran las exposiciones de palomas mensajeras entre ellas, las razas de escamados, azules y zarzanos, no olvidemos que existían otras razas, y nuestros principales competidores eran entre otros el señor Fansolatto, Vanadía, Canobay, Luis Ratti, Bella Via y otros, donde el cuidado de las palomas era extremo, en su alimentación y preparación.

Entonces para concluir solo con algunos de los ejemplos, simplemente desearía que movamos vuestras inquietudes para que alerten a sus reflexiones y así puedan determinar un valorado juicio, y reglamentar jurídicamente el tiempo de encanastamiento, traslado, rápido y en especial, kilómetros a recorrer y por fin sueltas de palomas.

Cabe hacer una aclaración para reflexión madura y real, los Buchones, ese bello y espectacular galanteador por sus actitudes, solo llegan por instinto natural, como el jardín florido del antaño de las calles de la córdoba del ayer, la galantería fina, piropos sin groserías, pero aclarando que las verdaderas palomas mensajeras de raza así como no paran en su carrera, tampoco se dejan conquistar con el buchón, solo la conquista su palomo elegido que cuando ellas no están quedan al cuidado de sus huevos e hijuelos, a tal punto que por más que el buchón este en el techo del palomar, la paloma cuando llega de carrera se enjaula rápidamente para ver a sus palomos cuando los tiene o cuando están empollando y no les interesa el buchón o galanteador porque es un simple cleptómano de las palomas llamadas guasas, ni siquiera las palomas medianas y torcazas lo aceptan y mucho menos, las palomas mensajeras que no se dejan seducir por estos y menos por las palomas colas de abanicos que también coquetean arrastrando sus bellas coladas abanicadas, produciendo ruidos especiales en el piso, que armonizan con un susurro en el idioma propio de estos animalitos.



Los humanos no solamente debemos copiarles a los animales para sus curaciones exponiendo las heridas al sol, entrar en ayunas, sino también lo que respecta a los dones maravillosos que poseen estos animalitos que nos brindan como verdaderos trofeos con sus actitudes.

Para concluir diremos que el desgaste físico de las palomas mensajeras en carreras de más de 400 kms es muy intenso, terminando en ocasiones hasta perder su propia vida, porque el extremo trabajo físico sumado a las inclemencias del tiempo, más el viaje de encanastamiento sin poder comer ni beber, las conducen a una crueldad que suelen por lo general llevarlas al agotamiento y muerte, produciéndose el acto inhumano y máxime cuando entra a jugar el dinero y en la aplicación de estimulantes especiales, que hacen conjugar una verdadera perversidad mental, inadmisible que nos llevan a pensar en las falencias por no contar con una normatización racional de este maravilloso deporte.

Hemos mencionado en este capítulo algunas de las crueldades y perversidades que emergen por diferentes motivaciones y muchísimas de ellas no las mencionaremos por no ser tema del capítulo pero sí producto de los humanos, más allá de todas las posiciones sociales, económicas, culturales y humanas, que nos hacen pensar en resabios mentales de épocas pasadas de verdadero salvajismo producidos desde los orígenes de la humanidad.

Es por ello que con el propósito de despertar inquietudes, para que alertemos a nuestras reflexiones y asi podamos determinar un valorado juicio, recién nos daremos cuenta que tenemos que luchar a favor de las leyes y que estas se cumplan inexorablemente de forma y manera ejemplarizadora; para que estos aberrantes hechos pasen a ser acontecimientos del pasado, y con mayor razón cuando vemos el aprovechamiento de los más fuertes a expensas de los más débiles o como en estos casos los indefensos animalitos cuando se los expone a esfuerzos que por lo general los llevan al maltrato, crueldad y hasta la muerte.

En el capítulo hemos mencionado algunos ejemplos, en donde las actitudes de los humanos que serían innumerable citarlos en otros aspectos, pero no podemos dejar de citar a las "cinchadas de caballos" que hasta los suelen estimular con drogas, picadas eléctricas y salvajes golpizas que los llevan a la extenuación y a la muerte, con sólo la finalidad de saciar mentes enfermizas o por apuestas de dinero, todo a costa del sacrificio y maltrato de los fieles y útiles amigos del hombre, como son los caballos.

Estos son algunos de los ejemplos de los tantos que podemos mencionar, a pesar que en nuestro país existen leyes como la Ley Sarmiento en defensa de los animales, que por lo general y desgracia no se las cumplen. Dejemos los infinitos hechos aberrantes entre los mismos seres humanos como llevar a la población a la miseria, abandono y promiscuidad con carencias mínimas e indispensables en un mundo generoso que nos brinda todo para que estos hechos no existan, y con tantas posibilidades de vivir dignamente, tal vez normatizando nuestras actividades permitiéndonos una convivencia racional con mayor equidad, dignidad, solidaridad y justicia.

Pienso que todo se puede abriendo nuestro raciocinio y sentimientos, tratando de transitar el único camino, el de la evolución social racional alejada de hechos enfermizos propios de mentes retrógradas porque el bienestar a costa del aprovechamiento de los más fuertes a expensas de los más débiles, son actitudes aberrantes y delictivas. Procuremos pasar por este nuevo siglo demostrándole a las adversidades de la vida, que nuestros fugaces pasos por este mundo es sólo para justificar las razones de nuestra existencia y para luchar hasta lograr los objetivos de ir mejorando el equilibrio de vivir con felicidad y prosperidad sin distinción de ninguna naturaleza.

Estamos convencidos que se puede y se debe abrir el camino a través de un cambio sustancial político y social, para lograr una sociedad realmente digna de ser vivida, sin padecimientos propios ni ajenos, sin carencias, sólo la resignación por el hecho de la muerte por ser inevitable, irrenunciable, universal para todos los seres vivientes de este mundo.

A estos y otras actitudes aberrantes producidas por los denominados seres racionales yo como incipiente y novel estudioso de la Antropología y Sociología en mis primeros 81 años de vida y a esta altura de la evolución social me tomo el atrevimiento de caraturarlos entre los hechos cometidos por los humanos como actos de lesa humanidad, como otros tantos padecidos por los mismos humanos. Tratemos de vivir y dejar vivir dignamente, ésta es la razón de nuestra existencia en nuestro mundo.

El código penal fue modificado y regirá desde el 14 de julio de 2015 mas allá de la ley sarmiento: y dice: tendrá de seis meses a tres años de prisión y multa de 200 a 1000 días de salario mínimo quien con intensión de causa provoque con daño la muerte de un animal.
Las lesiones, maltrato o crueldad se impondrá de 20 a 80 jornadas de trabajo y una multa equivalente de 20 a 50 días de salario mínimo.
A quien lesione afecte permanentemente las funciones físicas de un animal, o ponga en riesgo su vida, se impondrá de 80 a 120 jornadas de trabajo y multa de 100 a 300 días de salario mínimo.



LA EUROCAMARA APRUEBA POR MAYORÍA ABSOLUTA 

QUE LA UE DEJE DE FINANCIAR LA TAUROMAQUIA

La Eurocámara aprueba una enmienda de Los Verdes que recuerda que se vulnera el Convenio de protección de animales al subvencionar los toros con fondos de la PAC
Hasta ahora se concedían 130 millones al año a través de la PAC, según las organizaciones animalistas, porque el dinero se entrega "en función de la superficie de la tierra" sin tener en cuenta el uso que se hace de ella.




Con 438 votos a favor, 199 en contra y 50 abstenciones, mayoría absoluta, el Europarlamento aprobó este miércoles una enmienda que pide el fin de las subvenciones de la UE a las actividades relacionadas con la tauromaquia. "Hoy es un gran día para la defensa del bienestar animal y de los derechos de los animales. La enmienda aprobada deja claro que el Parlamento Europeo, en nombre de la ciudadanía europea, no apoya la tauromaquia ni moral, ni políticamente", expresó el portavoz de Equo en Bruselas, Florent Marcellesi.

La enmienda, presentada por el grupo de Los Verdes/ALE ante un informe sobre los presupuestos de la UE, recuerda que estos no pueden "financiar actividades taurinas que impliquen la muerte del toro", de lo contrario, señala, se estaría violando el Convenio Europeo sobre protección de animales en las ganaderías. Este Convenio establece que los animales "no deben sufrir dolor, lesiones, miedo o ansiedad" cuando estén en las explotaciones ganaderas.

Las organizaciones animalistas que durante los últimos días hicieron camapaña para que los eurodiputados votaran a favor de la enmienda, estimaron que los fondos aportados para este fin suman 130 millones de euros al año. Un dinero que procede de la Política Agraria Común (PAC) y que se entrega "en función de la superficie de tierra" sin tener en cuenta a qué se dedica esta, informaron a eldiario.es fuentes parlamentarias. La enmienda precisa que estas actividades no podrán financiarse ni con los presupuestos de la PAC ni con ningún otro.

"Esta mayoría holgada, mucho mayor que la del año pasado, prueba que la tauromaquia es cosa del pasado. Los representantes del pueblo europeo tienen claro que en pleno siglo XXI torturar animales por el disfrute y espectáculo no es en ningún caso cultura, ni mucho menos digno de ser financiando con dinero público", añadió Marcellesi. "Ahora tendremos que defender este gran logro en lo que queda de proceso presupuestario con el Consejo Europeo".

Por su parte, el eurodiputado de ICV, Ernest Urtasun, se felicitó por el resultado de esta votación: "Es un paso importantísimo". Urtasun y Marcellesi, junto a Jordi Sebastiá (Compromís), habían lanzado recientemente una recogida de firmas que ha conseguido más de 30.000 apoyos.



No hay comentarios: