BIENVENIDOS

Deseo agradecerles la deferencia de acercarse a este espacio que constituye un avance profundo en el amplio campo de la Odontología Forense. En este sitio van a encontrar una modalidad de acción en cada caso que, puede rozar lo particular e inédito de los procedimientos para arribar a la conclusión de que la Odontología en general ha dejado de ser la hermana menor de la Medicina por haberse transformado en una ciencia autónoma por contar con procedimientos propios, fundamentación metodológica rigurosamente científica y de una indiscutible y trascendental proyección social, pasando a ser así definitivamente una rama de la Antropología como lo es la Medicina, entre otras. Y más precisamente en el campo de la Odontología Forense se abre un camino infinito, como una verdadera especialidad, dentro de la currícula del Odontólogo. Los invito amigos lectores a que transitemos juntos este maravilloso y próspero camino.



Prof. Dr. Héctor José Ceppi

PALABRAS DEL AUTOR

Mis ..trabajos .sobre .Sociología. y .Criminalística, más .los .que abarcan el amplio campo de las Auditorías en Odontología, en especial el referido al Sistema de Atención Odontológica, anidan una particular filosofía literaria producto de una acendrada labor que desnuda el hecho de no guardar normas establecidas especialmente en lo que hace a su bibliografía, fundamentación basada personalmente en el hecho, quizás cierto, de que los pueblos bien formados social y culturalmente que lograron esos trascendentes objetivos, fueron como habitantes desde muy pequeños incentivados al noble hábito de la lectura de libros, adquiriendo un bagaje de conocimientos acordes a la evolución de su sociedad, permitiéndoles cuando requieren referencias de algún tópico en especial o tema, recurrir a las fuentes específicas de aquellos conocimientos en general, sin la necesidad de copias bibliográficas que en ocasiones llenan páginas enteras e innecesarias, y que por lo general en la gran mayoría de los casos no se consultan.

La ausencia total de bibliografía surge de un estilo literario particular que no le resta méritos al trabajo, cuando el mismo es palpablemente necesitado socialmente por ser fructífero, solidario, evolutivo y fundamentalmente humanizado para el bien de una sociedad que pareciera haber perdido el rumbo y orientación para lograr su bienestar que es verdadero sinónimo de felicidad.

Cada tópico abordado sucintamente hace emerger la necesidad de conocimientos, que de no tenerlos pone al descubierto lo lejos del lector de la realidad social actual –por su formación- con el real saber del tema que le hacen francamente según mi criterio, innecesaria su lectura.
.
Es por ello que el Odontólogo Forense debe enriquecer sus conocimientos generales más allá de las materias y asignaturas básicas de su especialidad para lograr una mejor formación profesional y así poder lograr un mayor desenvolvimiento en sus actuaciones; es decir, debe ser en definitiva, un perpetuo estudiante e investigador que indagando en la problemática que ha alcanzado y ha abrazado le permita mover sus inquietudes para alertar sus reflexiones y así poder determinar un valorado juicio en los temas que se le plantean en el transcurso de sus quehaceres cotidianos, desde lo ético, moral, social, humano y solidario, enmarcado en principios y valores férreos.
Es así como lograremos una Odontología Forense que sea receptora y vehículo de los requerimientos que le plantea la sociedad, respondiendo a una vertiginosa evolución de la humanidad en la actualidad.
.
Prescindir de estos conocimientos como verdadera ciencia tributaria de la Criminología y Criminalística es una irrealidad inaceptable, por ello les hablo de conocimientos universalistas y no unilateralizados como hoy se pretende formar a los futuros profesionales, porque nuestra especialidad además de contar con procedimientos propios de investigación, cuenta con un sinnúmero de elementos de incuestionable valor científico para servir a la humanidad, quizás como otras ciencias tributarias de la justicia de tanta importancia como lo es el ADN por citar otros procedimientos, y en caso, como lo podrán corroborar en este blog, más allá de este revolucionario método de investigación que es el ADN, lo que especificaremos en cada caso en particular.
.
Por lo expuesto, es que tenemos que proponernos un nuevo desafío a través de este blog, con un objetivo común, el de irnos comunicándonos para hacer realidad nuestras inquietudes, logros, tropiezos y esfuerzos, para asi poder crecer juntos siendo necesario nuestro desarrollo personal y profesional, haciendo de esta verdadera rama de la Odontología Forense una especialidad profundamente social y humana, justamente en este momento donde la tecnología nos supera a cada instante por lo que se hace necesario realizar una mirada retrospectiva para replantearnos lo que hemos evolucionado, pero también no olvidemos que han quedado muchos en el camino. Nuestros principios éticos, sociales, humanos y filosóficos son los que nos responderán a nuestros interrogantes, que servirán para marcarnos las diferencias de mi percepción porque son los ingredientes infaltables que nos acercarán más a nuestros antecesores que buscaron una alternativa a nuestros apasionante especialidad, justificándose así aquello de decir “Nada hay en el entendimiento que primero no haya estado en nuestras inquietudes, desvelos y sentidos”.

Hoy como ayer nuestra mente es trascendente, porque cobra a cada instante mayor envergadura por eso es que nuestro propósito debe ser encontrar juntos el camino de comunicación y solidaridad para hacer de esta floreciente especialidad un servicio digno para la sociedad toda.

No debemos dejar de agradecer a nuestros profesores las inquietudes que supieron despertarnos, las vocaciones para que la Odontología Forense sea arte y ciencia, capaz de ser transmitida a todos aquellos que necesiten de un desenlace justo, real y científicamente comprobable.

A los acontecimientos los tenemos que renovar constantemente, cada vez más rápido. Los que nos formaron décadas atrás, nos quedamos con ese saber y aprender, que por desgracia hoy está reducido en un 50 %. No olvidemos que en épocas de cambios, debemos abrirnos camino para aprender y así apoderarnos del futuro, por eso decimos que aquellos que se creen conocerlo todo, sólo están formados para operar en un mundo que ya dejó de existir.

Parecería y con tristeza como profesional y persona lo digo, que no es mucho lo que podemos hacer para modificar esta realidad como la que vivimos, que se nos plantea como una crisis sin fin, que vulnera y destruye nuestra capacidad de reacción pero no olvidemos que siempre hay un camino, un proceso, un método para vencer a esta realidad que pretende ser invisible, sólo con el afán de lucro, olvidándonos que hay un patrimonio republicano y democrático que jamás nos podrán quitar, privar y menos administrar, que sólo nos dan mendrugos, ni poderse apoderar o apropiar ni participar a ese capital que es el conocimiento porque es propio de cada uno de nosotros y de nuestros profesionales o especialidades, como lo es la educación y capacitación que son indispensables para podernos proyectar en el futuro.

Hoy la realidad muestra un importante núcleo de odontólogos y estudiantes jubilosos de encontrar en esta rama de la Odontología, una forma humana de crecer y enaltecer. “No olvidemos que el ayer es un tren que partió, el mañana es un avión que aún no llega y el hoy, es un universo que está al alcance de nuestras manos”; es por ello que los exhortamos para que dediquen su tiempo al trabajo de manera incansable, porque el precio del triunfo su base es el conocimiento y a través de él, cada día ser mejor.

Con mucho esfuerzo y constancia este Laboratorio formado en la Facultad de Odontología de la U.N.C. caratulado como Forense, debe transformarse en un verdadero departamento y así pronto contaremos con un número de egresados con capacitación para servir mejor a la sociedad y su gente, siempre tratando de ponernos en contacto con otras provincias y países, recibiendo conocimientos y experiencias de esta apasionante especialidad, y así ir armando como lo he hecho por haber sido creador y fundador de numerosas instituciones profesionales y de odontólogos con marcos legales para servir a la sociedad, que por desgracia hoy, muchas de ellas, han desvirtuado las funciones por las cuales las habíamos formado. Por ejemplo, Federación Odontológica que de sindicato para la defensa de los profesionales odontólogos se transformó en un ente patronal por contratar con mutuales y obras sociales, o el Circulo Odontológico de Córdoba transformado en efector de salud de la población, en vez de abocarse profundamente a lo científico, social, cultural y gremial como institución de primer grado a nivel local, y dejar en manos al Sistema Asistencial Odontológico en el Consejo de Administración constituido democráticamente en forma participativa e igualitaria para el manejo de los dineros de la salud como lo he dejado plasmado en uno de los post de este blog.

No dejemos pasar el tiempo y nos preparemos para el próximo milenio, debemos estudiar ahora, tratando de crecer en la conducta del ser y no la del parecer, actualizándonos cada día y siempre acompañando a la evolución de la sociedad.

Pidamos al Superior de cada uno de nosotros, que así sea.-

Prof. Dr. Héctor José Ceppi

6 comentarios:

Gabriel Fonseca dijo...

Querido, queridísimo Profesor:
Cuánto me alegra el encontrarlo con las energías plenas y las ganas de continuar aportando su enorme saber a esta Odontología Legal y Forense que tanto amamos... Hemos hablado ya de lo difícil pero necesario de estos esfuerzos y la escasa retribución de ellos, pero así mismo, el continuar brindándolos es algo que no se cuestiona ni se discute...
Mis más sinceras felicitaciones
Con todo afecto...
Gabriel Fonseca

Prof. Dr. Héctor José Ceppi dijo...

Estimado Dr Fonseca:
Agradezco sus consideraciones y llevo en mi alma la certeza de que de los que estamos imbuídos en esta especialidad, usted es uno de los pilares más fuertes y positivos que he conocido en este maravilloso y apasionante campo de la Odontología Forense.
Cariñosamente lo saludo y hago extensivo el mismo a su familia.
A su disposición, con la gratitud que dia a día se acrecienta.

Anónimo dijo...

DISTINGUIDISIMO DR. HECTOR JOSE CEPPI
DESDE ECUADOR LE SALUDAMOS Y A LA VEZ QUISIERA DECIRLE QUE ACA ORGANIZAMOS UN CONGRESO EN CIENCIAS FORENSES Y JURIDICAS A REALIZARSE EL 25,26 Y 27 DE MAYO 2011 Y NECESITAMOS URGENTEMENTE UN CONFERENCISTA CON UN TEMA EN ODONTOLOGIA FORENSE, DE LA FORMA EN QUE USTED PUEDA AYUDARNOS O RECOMENDANDO A UN PROFESIONAL PARA CONTACTARNOS CON EL O SI USTED PUEDE SERIA MAGNIFICO.DE LA FORMA EN QUE PUEDA AYUDARNOS ,ESTAREMOS MUY AGRADECIDOS. juanvacay@hotmail.com este es mi correo

Abby dijo...

Dr. Hector Ceppi:

Quiero agradecer la dedicación que usted puso al redactar este blog sobre odontología forense. ya que gracias a su ayuda puedo complementar los conocimientos que me brindan en mi propia facultad, ya que me encuentro estudiando mi ultimo semestre de odontología en Mexico, y mi clase de odnotología legal y forense deja mucho que desear, por lo que agradezco la valiosa información que ha puesto a nuestra diposición y que em ayudara para tener un concepto mas claro de lo que es la criminalistica en nuestar profesión. Gracias.

Anónimo dijo...

donde puedo estudiar odontologia forense?? estoy cursando el quinto año de odontología y lo forense es a lo que quiero dedicarme... agradecería su respuesta doctor...muchas gracias

Prof. Dr. Héctor José Ceppi dijo...

Al desconocer de donde usted me escribe, debo informarle que al menos en Argentina no existe en la actualidad la carrera de Odontología Forense. Lo que le puedo sugerir, se informe sobre las próximas actividades de SOFIA Sociedad de Odontoestomatólogos Ibero Americanos, que en el próximo mes de septiembre realizará la tercera reunión en Chile sobre temas de la especialidad. Para contactarse, puede escribir al correo del Presidente de SOFIA, Dr. Gabriel Fonseca, gabriel_fonseca@argentina.com.